miércoles, 13 de octubre de 2010

Ya ves, es simple.

La diferencia entre lo que soy cuando soy fuerte,
y lo que soy cuando te tengo en frente, es muy simple...

Cuando soy fuerte, nada me importa,
tú no estás...
Cuando te tengo en frente,
descompones mi mente,
eres lo mejor de mi presente,
mi único motivo para ser MÁS fuerte,
la razón más importante para seguir adelante,
el único motivo para no fingir...

No lo entiendes, pero es muy simple...
Lo que siento por ti atraviesa todas mis máscaras,
no hay cabida para carnavales entre tú y yo.