jueves, 16 de diciembre de 2010

Y así... Yo misma...

Hoy... La verdad es que hubiera entrado por la puerta sin mirar a nadie y sin saludar. Me hubiera ido a mi habitación, hubiera cerrado las ventanas, hubiera tirado al suelo todo lo que hay sobre la cama y me hubiera quitado la ropa de abrigo.... Hubiera bajado la persiana y me hubiera tirado en la cama a llorar, si pudiera, claro. Pero en lugar de eso, he entrado "sonriendo" he dado un beso a mis padres, he jugado con mis perros y he ido a comer...

Es muy extraño, porque realmente ahora mismo tengo la misma sensación que cuando te atraviesa algo de un lado a otro y te corta la respiración hasta ahogarte, casi incluso, pienso que si no fuera consciente de que necesito respirar, dejaría de hacerlo, creo que me duele. Pero cierto es también, que me duele bastante el estómago, es una sensación de nervios, vacío, rabia y pena... Y ni siquiera creo tener la capacidad para inmutarme mientras lo escribo, aunque la verdad, es que tengo la sensación de estar hechas pedazos, y aparentemente, sin motivos.

Nadie tiene porqué entenderlo, sé que siempre lo digo, pero es que yo tampoco lo comprendo. Simplemente, estoy así. No es que me halla venido abajo, porque no lo he hecho... Es que siento algo dentro de mi que parece que me está avisando, aunque no estoy segura de qué, pero todas las veces anteriores que he sentido esto mismo, ha sido catastrófico... Todo roto... Como cuando una pelota con mucha fuerza da contra un espejo y lo rompe en un montón de trozos... Pues algo así... Decir que tengo miedo, sería muy predecible por mi parte, y lo tengo... Pero no me muero de miedo, simplemente estoy espectante o más bien esperando... Sea lo que sea, necesito que pase ya. Y no es por falta de fuerzas, o porque sienta o piense que no puedo más, de hecho puedo con mucho más, pero no quiero soportarlo. He soportado muchas cosas, no quiero soportar nada más.

Pese a que sienta que me están atravesando o que sienta que la cabeza va a explotarme en cualquier momento, pese a que tenga la sensación de estar hecha pedazos, igual que siempre, y que de lo único que tengas ganas es de echarme en la cama y no abrir los ojos hasta dentro de un par de días... No pienso hacerlo. Sé que pese a todo me necesitas y créeme, ese es el único motivo por el que no me meto dentro de la profundidad de mi espacio, ese es el único motivo por el que merece la pena sentirme mejor... Luchar porque estés bien y conseguirlo es la mejor recompensa, y si lo consigo, supongo que pasará todo lo que me pasa.... Supongo que seré capaz de salir de esta especie de depresión que no entiendo muy bien de dónde sale ni hacia dónde va...