miércoles, 1 de junio de 2011

¿Qué tendrá la princesa?

Y la princesa vivía,
en su castillo de cristal,
en el quedaba exenta
del amor y del dolor,
de la desgracia y de la pena
y por eso la princesa solía andar descalza
sobretodo en las noches de luna llena.

Se olvidaba de la vida,
y más de la que estaba fuera,
solo veía a través de los muros
de su palacio sin piedras...