lunes, 4 de abril de 2011

Siempre.

Dicen que se habían amado hasta que la ausencia del astro amado les hubiera provocado asfixia...
Y hablaban...
Y una estrella que pasaba... Sin querer los escuchó... Y desde entonces... No pudo parar de oírlos.
Y la estrella escribió un cuento...

Se amaron hasta que doliera respirar a causa de la ausencia del otro astro...
Por culpa de sus iras... Explotaron planetas... Otros se quemaron...
Su amor era como ellos... infinito... como el universo...
Hecho de una materia con la que seguro que se construirían los sueños...
Inconcebible para la mente de cualquier persona... Capaz de superar cualquier obstáculo...
Excepto uno...
El olvido.
...
-Ya nos amamos hasta que casi nos morimos de amor..
-Ya nos alejamos hasta que en un cm podría haber cabido una galaxia entera...
- ¿Y qué hacemos con este amor infinito qué nunca termina de convencer a nadie... Ni siquiera a nosotros?
Solo cuándo hay mucho entre tú y yo nos damos cuenta de lo valioso que es estar en el otro lado... De cada rayo de luz... De cada palpitación de mármol...
-¿Y si dejáramos para siempre algo entre tú y yo...?
- No saldría bien... Yo para siempre no podría soportarlo...
-Pero yo no puedo dejar de amarte, ni tú a mi tampoco...Es absurdo desperdiciar tanto amor en balde....
-Está bien... Dejaremos un obstáculo permanente entre tú y yo.. Será imposible tocarnos, besarnos... Iluminarnos... A veces incluso hacernos sonreír.... Pero habrá una condición.
-¿Cuál?
-Quiero saber qué serás mío para siempre... Hasta que estalles en tu propio ardor y con él me tires a mi de esta gigantesca imantación...
-Está bien, ¿solo eso?
-... Y quizás, algo más...
-Pide... La cuestión es encontrar soluciones...
-Quiero que me mates de amor una vez al mes, así por lo menos podrás tocarme... Porque tendrás que matarme y esa será una buena excusa, podrás besarme si lo deseas... Para que sepas que me matas de amor y tú mueres conmigo... Y será la mejor excusa para saber que pase lo que pase... Se caiga quién se caiga... Y explote lo que explote.... Aunque todas las galaxias desaparezcan y todas las estrellas... Serás mío para siempre...
-Siempre..
-Sí... Siempre.

[Así fue cómo la tierra se instaló entre la Luna y el Sol]