lunes, 7 de marzo de 2011

Ahora ya sé que solo tenía que encontrarte.

Para todos los amores encubiertos que sufren la opresión de su propia voz.
Para todos los que igual que yo y que muchas otras personas enmudecen.
Para todos los que su alma es su propia cárcel...
Para todas las personas que callan hasta no oírse a sí mismas.

Porque todos nosotros, vivimos así por algún motivo. Todas estas personas, entre las cuales me incluyo, viven en silencio, amando en una nube o dentro de una burbuja que nadie ve, a personas que no saben que son amadas...

Nada es nuestro, eso ya lo sabes, venimos solos aquí, y solos debemos marcharnos, pero... ¿Por qué?... Yo no pienso que nos tengamos que marchar solos, o que vengamos tan solos a esta parte del mundo... Tal vez unos nazcamos antes, otros después y viceversa, pero esa no es la excusa. Pienso que venimos aquí, sí, aparentemente solos... Pero...
¿Y si solo llegásemos incompletos, que no solos?...
¿Y si nuestro cometido fuese llegar incompletos para completarnos aquí?...
Así, tal vez, aparentemente, llegásemos solos, pero nos fuésemos como nos fuésemos, no estaríamos solos.

Bajo mi punto de vista, yo llegué aquí para encontraros a todos...
En especial a ti...
Creo que así, jamás me iré del mundo sola. Y no voy a dejarte sola a ti.

[Ahora ya sé que solo tenía que encontrarte]

1 comentario:

Antonio 2.0 dijo...

me gusto esta entrada. en lo personal estoy en una etapa donde creo que encontrar el amor no siempre te hace bien.

saludos.