sábado, 20 de agosto de 2011

-Amores? -Desdenes... -De amores?... -EL PESO ABRUMADOR DE SUS RIGORES...

Eres lo peor que hay en el mundo... Solo se me ocurren insultos que decirte... Adjetivos que ni existen, aunque eso en mi no es raro... Siempre me estoy inventando palabras...
Te odio.... Te odio tanto, que creo que no eres ni consciente, supongo que también será porque te he amado mucho...
Solo te digo una cosa... Ya lo has conseguido puta... Ya lo has conseguido... Ya se ha roto todo... Y todo ha sido por tu culpa, siempre le quito importancia a todo lo que tiene que ver contigo.. Siempre... Y al final es para nada, por tu culpa siempre pierdo lo que más quiero y lo que más me importa... Lo más triste... ¿Quieres saber lo más triste? Me sigues doliendo... Supongo que es porque te he amado mucho y ahora todo se te ha puesto en contra... Solo te guardo rencor... Solo puedo odiarte... Odiarte hasta extremos que no se pueden imaginar... Me has hecho más daño que nunca... No pensé que pudieras hacerme tanto daño.... Ojalá pudiera matarte en mi cabeza... Borrarte de mi memoria... Hacerte desaparecer, es lo único que quiero... No dejo de estar dolida, furiosa, herida...
Por fin lo entiendo todo... A quién yo convertí en un bonito recuerdo indoloro, no es más que todo lo contrario... en el fondo tengo mil cosas que decirte y mil reproches que hacerte...
Quiero olvidarte... Olvidar que te conocí, que exististe, que estás viva, que te amé o me amaste, que me quieres o me quisiste... Todo... Quiero que todo sea como todo lo anterior a antes de esta nueva etapa que comencé hace ya algún tiempo... Un turbio recuerdo... Imágenes distorsionadas, manos, sonrisas, miradas, momentos... Nada más... Nada más... Solo pequeños flashes... No quiero más de ti que eso...
Siempre pensé que había cosas que no morían nunca... De ti pensé que serías una de esas cosas, que son para siempre, como los tesoros de las niñas pequeñas, esos que guardan dentro de joyeros que cuándo son mayores abren y recuerdan la ilusión que les hacía tenerlos... Siempre pensé que serías eso... que te mantendría guardada en alguna parte de mi y cuándo quisiera sacarte ahí estarías, guardada, esperando para volver a verme, a hablar conmigo, para saber de ti... Y lo has convertido todo en polvo...
Lo has hecho pedazos todo... Como una vez me hiciste pedazos a mi...
Cometí un error queriendo hacerte algo que no eres... Cometí un error a querer verte siempre como mi tesoro guardado... Cometí muchos errores, contigo... Y con más personas...
Pero sin duda tú siempre has demostrado un desdén importante... Siempre has estado sin estar... Siempre tan ausente para todo, tan pasota, tan otra cosa muy distinta a la que yo te creía... Y no eres más que una cualquiera... Un ser despreciable en una lista inmensa...
Ahora solo siento odio... Ahora solo te odio...
¿Cómo has podido conseguir eso?
... Lo creí siempre... Casi imposible... También a veces te creí casi perfecta... Pero nunca lo fuiste.