miércoles, 3 de junio de 2009

Cartas a un ser que no existe...[3]

Y en tus labios,
comienza el pecado bendito,
que a mi cuerpo envenena.

Hereje blasfema,
solo si mi alma tocas,
con tu preciosa melena.

Olvidar excusas de heridas mal cosidas,
pues si así sanaron, no mas querían caer
en la tristeza de tu más olvido más ansiado.

Y no olvides ángel caído,
que no soy más que la esclava de un Dios,
que solo yo he conocido,
y he querido ser víctima quizás,
de sus caricias que rajan mi piel,
y de las palabras,
que me han dejado atada,
para siempre a él...

Maldito ángel sin alas...

L.T.

5 comentarios:

Danielle dijo...

Lo llaman pecado... porque no lo conocen. Te lo dije, y lo vuelvo a decir.
Cualquiera es más poderoso que el sol, pero nadie debería mantener presa un alma bajo caricias que rasgan la piel.
Eso es masoquismo, no?

Bajo las escaleras más allá del subsuelo, donde las llamas me acojen. Vienes?

Beelzenef dijo...

Los pasos que se pierden en el camino, el rumor de los árboles y la brisa acariciando el rostro. Muchas veces sirven de más inspiración que una hermosa melodía.

----
Caricias, que aunque en áspera piel, al alma saben llegar.
AE

Cesc dijo...

Es verdad que somos esclavos de nuestras palabras así como dueños de nuestros silencios

Shunyata dijo...

seguro nena que no existe ese ser???
anda mienteme.. mienteme mas... por cierto tnego un poema que te venia de muerte, algun dia te lo regalare...
Un abrazo lleno de verdades y mentirijillas....

*andrea. dijo...

Mis sonrisas rasgadas piden mil disculpas a tus mentirijillas. La falta de tiempo las ha obligado a mantenerse bajo llave guardadas y sometidas a exámenes contínuos. Pero por fin ya son libres (:
Antes que nada, mil gracias por tu primer comentario, y mil más por el segundo. De verdad, es todo un halago leer tus palabras. No hay cosa más gratificante que saber que lo que tanto tiempo y esfuerzo cuesta y a lo que me gustaría dedicarme, gusta a aquellos que lo leen.
Prometo pasarme a leer con más cautela, ahora el sueño me vence, y hasta aquí se quedará la mentirijilla de hoy.

Un besazo enorme :***